miércoles, 8 de agosto de 2018

ALGO SABES



No sabes en el fondo por qué no levantas cabeza desde marzo de 2017, no sabes más que le llaman depresión (qué larga), no sabes qué sentido tiene aunque pienses que el dolor sí tiene un sentido en esta vida.
Te levantas a la mañana sin ganas de vivir. No sabes por qué.

Pero algo sabes. Tú no vas a intervenir para que esto termine de manera radical. Quizá mientras vivas no termine, pero vivirás, pues si no es a la fuerza nadie te puede quitar tu ser y si tú no lo harás, seguirás de pie, salvaguardando tu ser, tu esencia, tu no violencia, tu amor a quienes quieres, no peleándote con la vida pues te pelearías contra ti y mantendrás la llama porque como todos los demás (y aunque a veces tengas dudas) tienes dignidad. Por ella hay que seguir.

sábado, 23 de junio de 2018

LO ESPECIAL DE LO RUTINARIO


    Te levantas. Te encuentras contigo y tus circunstancias. Haces las cotidianas labores. Sales. Te da el sol. Entre la gente sientes miedo. No miedo de la gente. De ti. Te dices que no importa. Que se puede tener miedo y estar bien, que se puede vivir con tensión. En cuanto lo piensas van desapareciendo el miedo y la tensión. Si te hubieras puesto a maldecirlas las aumentarías y terminarías autocompadeciéndote, aumentando tensiones y males. Vuelves a casa, comes y recoges. Tienes siesta y lujo de techo. Amigos por la tarde. Lo especial es vivir.

RESPETARSE


       Quizá sea cierto que todo lo que ocurre lo hace por alguna razón y que nada es casualidad. Quizá sea cierto que el presente es lo único que existe de verdad y que todo lo demás está sólo en la mente. Quizá sea cierto que....Tantas cosas.
     Lo que yo si sé es que si no creyera en algunas cosas que no pienso nombrar pensaría que mi vida es una mierda y que estoy haciendo el idiota con ella. Que no me lo monto bien, vamos. Y sin embargo pienso que como acepto lo que me ocurre y lo que hago y no hago con naturalidad, las cosas deben de estar bien como están. A pesar de las dudas y los miedos y los malos ratos, sí. Aquí, en este momento yo estoy muy bien estando como esté y me quiero muchísimo porque creo que me merezco mucho respeto. Sólo por vivir en ciertas condiciones. Dicen que estas cosas no las debiera decir uno mismo pero yo necesito decírmelas porque como leí el otro día si hay que amar al mayor enemigo, me tengo que amar mucho. Muchísimo.

viernes, 22 de junio de 2018

JUSTICIA


    La respiración se acompasa a la calma ante el folio en blanco digital al que has entrado. Has dado a la tecla "grande" de letra y el texto está bien en los márgenes.

       Ahora sólo tienes que decir algo que merezca la pena entrar entre aquellos textos que publicaste y de momento no hay nada.
           Te diré que no siento envidia ni rencores, ni rabias que me amarguen pero sí una indignación suprema ante la excarcelación de cinco animales. Esto no puede quedar así. Y es aquí donde la importancia de lo que el texto sea en la forma se reduce a cero cuando debe expresar que esta situación es muy injusta y mucho más importante, negativamente, que cualquier otra consideración. Justicia para ella por favor, ella son todas y sin ellas no somos nada.

TOMA EL AIRE


  Pasaron túneles de miedo en toneladas, convertidas en sudores que parecían anunciar la propia decadencia apocalíptica.
Dejaste de pelearte contra ti y de exigirte cosas que no podías hacer y comenzaste a vivir al momento sin más, con ayudas medicinales pero sin resistencias a la contrariedad. La contrariedad del cansancio y de no poder hacer tantas cosas que querrías. Aceptas que de momento puedas estar y poco hacer, que no es poco.
Caminaste tomando aire y sabes que no hay certidumbres y que pueden volver túneles. Ahora sólo vives en las horas de vigilia y descansas de noche. Y una paz mínima es aquella a la que te agarras sin pedirle a la vida nada más que poder caminar hasta en los momentos más oscuros.
Mientras, un ligero sol asoma y te balanceas lentamente en tu interior.

jueves, 21 de junio de 2018

QUÉ BUENO



    Qué buenos los momentos del café lento y saboreado, y de la no prisa, del dejar pasar el tiempo, libre, y ser libre tú de poder elegir qué hacer en momentos.
         Qué bueno cuando el ánimo es sereno y sin amargura ninguna, armonioso con el tiempo que pasa y el aire que te rodea.. Qué bueno estar , ser y hacer al mismo tiempo sin pensar. O no hacer, estar y ser. . O sólo ser en calma.
          Qué bueno a veces pensar que no hay nada más que la serenidad de la tarde entre árboles de brillantes hojas verdes y bancos de madera.  En un parque.

viernes, 8 de junio de 2018

TRATAS DE HACERLO



        Supuestamente tienes que cumplir con un rol que tú te has buscado y supuestamente tienes que hacer X cosas y hacerlas de un modo también determinado y debes de ser muy guay y hacer las cosas bien dentro de ese rol.

        Lo que ocurre es que la vida es demasiado ambigua y tú ya estás cansado de un papel que no quieres, te gustaría despojarte de la imagen que preparaste y preparas en lapsus para ti y que cuidas de mantener inconscientemente, y querrías no ser otra cosa que un ser humano en cada instante, sin ser calificado por ti dependiendo de la actividad o la forma en la que encares las cosas. Quieres dejarte de etiquetas que no vayan más allá de "humano" y entonces desapegarte de un montón de chorradas a cuya pequeña esclavitud quieren que nos sometamos todos de alguna forma. 
        Es imposible huir del ego, pero sí de compararte o de sentirte mejor o peor que nadie porque cada ser lleva su proceso. Por supuesto habrá gente que te caiga menos simpática que otra, pero estás buscando no prestarles demasiada atención, a veces ninguna, o no prestarles demasiada atención a las características que no te agradan de la gente que te gusta menos.
        Tratas de hacerlo.